965 089 431 662 589 696
¿Dónde estamos.?

Unidad capilar

Nuestros servicios de Unidad Capilar

En un mundo en el que la imagen es una parte importante de la proyección social, el cabello adquiere gran protagonismo en los cuidados de belleza. Entre las alteraciones capilares más frecuentes, la caída del cabello o alopecia es la que más preocupa e interesa a mujeres y varones.

Mesoterapia capilar

Mesoterapia Capilar

La terapia de luz LED capilar

La terapia de luz LED capilar

Plasma Rico en Plaquetas

Plasma Rico en Plaquetas

Carboxiterapia Capilar

Carboxiterapia Capilar

Tratamientos

Ante los primeros síntomas de debilidad capilar y caída excesiva del cabello, conviene someterse a tratamientos que lo revitalicen, frenando el proceso y evitando que su pérdida sea irreversible

Todos los tratamientos de la alopecia van dirigidos a frenar, retrasar y revertir en la medida que sea posible dicho proceso, por ello es importante iniciar la terapia en estadios tempranos y recordar que los tratamientos combinados son más efectivos que la monoterapia.

Los pacientes no deben desanimarse, tener constancia y paciencia, puesto que los resultados no empiezan a ser visibles antes de 3-6 meses tras iniciar el tratamiento.

En la Clínica Dra. Shova contamos con tratamientos médicos- estéticos que contribuirán a obtener un mejor resultado, ya que unos aumentan la vascularización y oxigenación del cuero cabelludo (carboxiterapia, luz de Led) y otros enriquecen la nutrición del folículo pilo-sebáceo (dermapen, mesoterapia con principios activos específicos, PRP).

¿Qué es la alopecia?

La pérdida anormal o caída prematura del cabello se denomina alopecia o calvicie. Todas las personas pierden por término medio de 70-100 cabellos diarios, que van siendo sustituidos por otros nuevos que genera el folículo piloso. Tanto hombres como mujeres tienden a perder el grosor y la cantidad de cabello con la edad, pero en ocasiones existen otros factores que provocan una mayor pérdida de nuestro cabello.

Tipos de alopecia

En general, las alopecias se dividen en 2 grandes grupos: alopecias cicatriciales y alopecias no cicatriciales. En las alopecias no cicatriciales que constituyen la inmensa mayoría de los casos, el pelo se pierde, pero el folículo piloso que lo produce está intacto, por lo que son potencialmente reversibles y es posible la recuperación con algún tratamiento. En cambio, en las alopecias cicatriciales tiene lugar la destrucción del folículo piloso por algún mecanismo, bien de tipo inflamatorio, infeccioso o traumático, y en consecuencia, la pérdida de pelo es irreversible. ​

Las alopecias no cicatriciales más frecuentes son la alopecia androgénica o calvicie común, responsable del 95% de los casos, que afecta principalmente a los varones, y menos frecuentemente a las mujeres, y la alopecia areata.

Las alopecias cicatriciales son poco frecuentes, pueden ser congénitas, o debidas a otras enfermedades, como el lupus eritematoso cutáneo, la esclerodermia, el liquen plano….

Causas

Existen múltiples causas que producen la caída del cabello. Una dieta carente de nutrientes esenciales, problemas de tiroides, déficit de hierro, infecciones, estrés, anemia, exceso de cosméticos (tintes, planchas, secadores de pelo), son factores que favorecen la alopecia.

tratamientos capilares

En la alopecia androgénica hay que destacar dos factores, el genético y el hormonal. Aunque existe un componente hereditario, no se conoce el gen responsable, pues se trata de una herencia poligénica dominante.

El factor hormonal depende fundamentalmente de las hormonas masculinas o andrógenos (testosterona) que actúan sobre los folículos pilosos predispuestos genéticamente a la afección, provocando su miniaturización progresiva hasta ocasionar su atrofia completa y fibrosis.

La causa de la alopecia areata no está claramente definida, pero se puede desencadenar por situaciones de estrés, y en ocasiones puede haber un trasfondo autoinmune.

Los efectos colaterales de algunos tratamientos también pueden provocar caída del cabello, como la quimioterapia o las radiaciones.


Recomendaciones para evitar la alopecia:

  • Evitar el tabaco, alcohol y el estrés.
  • Seguir una dieta rica en proteínas, así como en minerales.
  • Evitar tintes y fuentes de calor (secadores, planchas de pelo).
  • Hidratar el cuero cabelludo, sobre todo en épocas de calor.
  • Tomar complejos vitamínicos, específicos para la caída del cabello.