965 089 431 662 589 696
¿Dónde estamos.?

Manchas Faciales y Corporales

La luz pulsada intensa o IPL (“Intense Pulsed Light”) elimina las huellas que los años, el estrés, y sobre todo el sol, dejan en la piel, proporcionando un rejuvenecimiento global y uniforme del rostro, cuello, escote y manos.

¿Cómo funciona la luz pulsada o IPL?

La luz pulsada intensa (IPL) se ha convertido en la técnica de rejuvenecimiento y eliminación de manchas más popular del momento, tanto en  estética facial como en corporal.

Es una tecnología, que permite corregir  múltiples  afecciones dermatológicas y estéticas. El principio de funcionamiento de la luz pulsada intensa es la fototermolisis selectiva: esta luz penetra en la piel y actúa sobre la lesión a tratar, calentándola y destruyéndola en pocos mili-segundos, sin producir efectos adversos en los tejidos sanos. La IPL actúa en el espectro visible y por lo tanto no produce ningún efecto secundario, ya que no modifica la estructura celular. A diferencia de los equipos de láser, que tienen una única longitud de onda, la IPL puede ser programada específicamente para tratar una lesión determinada, al poseer varias longitudes de onda.

¿Como se realiza el tratamiento?

El tratamiento debe iniciarse con la piel perfectamente limpia, sin maquillaje ni cremas. Se  utiliza un gel frío sobre la zona, que falicita la transmisión de la energía , y un sistema de enfriamiento que protege las capas más superficiales de la piel. En función del tamaño de la zona a tratar el procedimiento puede durar desde 30 minutos hasta una hora. Después del tratamiento,  puede aparecer un ligero enrojecimiento que desaparece en pocas horas. El paciente puede maquillarse e incorporarse a su vida normal.

Cuidados tras el tratamiento

No exponerse al sol directamente durante al menos 15 días antes de cada sesión. Utilizar  protección solar en la zona tratada y evitar la exposición solar prolongada. No realizar tratamientos agresivos en los 15 días posteriores al tratamiento con IPL, como peeling o abrasiones.